En un centro de datos neutral, los clientes colocados pueden conectarse con cualquier operador o carrier que ofrezca servicios adecuados a sus necesidades. Contrario a un centro de datos propiedad de un operador específico, donde éste ejerce control absoluto y administra el acceso y la conectividad de los equipos, limitando tus opciones a la hora de decidir a cuál operador contratar. En otras palabras, trabajar con un proveedor de coubicación neutral mantiene el control de tu negocio en tus manos.

La redundancia es fundamental

La redundancia es, sin lugar a dudas, una de las consideraciones críticas al momento de elegir dónde colocar tus equipos. Independientemente si se trata de un sistema con requerimientos de alta disponibilidad o no, es necesario contar con diversos Proveedores de Acceso a Internet (ISPs) para garantizar que si uno de ellos falla, el otro puede continuar proveyendo el servicio sin interrupciones en tu sistema. Amarrarte con un centro de datos propiedad de un operador limita tus opciones de conectividad, lo cual eventualmente afecta la disponibilidad de tu sistema y sus niveles de redundancia.

Libertad para interconectarte

El simple hecho de tener una selección de operadores para escoger es razón suficiente para buscar a un aliado neutral de coubicación. Esta característica te da la flexibilidad de comparar niveles de servicio, productos y precios entre varios operadores, para luego decidir por aquellos que sean más convenientes de acuerdo a los objetivos de tu negocio. Con la opción no-neutral no queda más que conformarse con la oferta de servicios y precios del administrador del centro de datos.

Eficiencia en términos de costos

La competencia produce una baja en los precios, ergo trabajar con un centro de datos de un operador específico es técnicamente más costoso. Esencialmente, rentas espacio en un terreno donde otros fijan las reglas. Por otro lado, en un centro de datos neutral los operadores compiten entre sí para captar a sus clientes, por lo que la oferta comercial es flexible y resulta más atractiva en términos financieros, lo cual te permite escoger lo que es mejor para tu negocio.

Aliarte con un proveedor neutral de coubicación es lo más productivo y eficiente para tu empresa. No sólo tienes la oportunidad de ahorrar dinero, sino que obtienes un servicio más confiable y seguro para tus sistemas críticos.

Estas son apenas algunas razones por las que escoger un centro de datos neutral es beneficioso para tu empresa. Si quieres aportar al debate, no olvides utilizar la sección de comentarios al final de este artículo y seguirnos en las redes sociales: en Twitter por @mdcdatacenter y en LinkedIn.