Como operador de una red internacional, es natural pensar que para hacer peering con las redes mexicanas debe ir directamente a la Ciudad de México o Querétaro y establecer una presencia allí. Sin embargo, hay más de lo que parece para satisfacer las necesidades de las redes de México y beneficiarse de los acuerdos de peering.

Echemos un vistazo a algunas características del mercado de México, que lo hace particular en comparación con otros mercados que están más familiarizados con el peering.

La falta de neutralidad impacta la concentración de operadores dentro de México

La neutralidad impulsa significativamente la concentración de operadores de red en un data center. En México, las redes no se concentran en ningún centro de datos en particular, por lo que encontrar un proveedor que conecte a un gran número de redes mexicanas es una tarea imposible dentro del país.

No contar con la mayoría de las redes mexicanas en un data center hace que abrir este mercado emergente sea más costoso para los operadores de redes internacionales. Sería necesario realizar muchas implementaciones dentro del país para conectarse a varios operadores, lo que da como resultado una inversión de capital mucho mayor.

La mayor parte del tráfico de México se enruta a través de los EE. UU.

Cuando analizamos cómo las redes mexicanas distribuyen su tráfico dentro del país, nos damos cuenta que en teoría se podría dividir la nación en dos: México Norte y México Sur.

Las necesidades de México Sur se satisfacen desde la ciudad de México, Querétaro y los mercados circundantes, mientras que el tráfico de México Norte se enruta exclusivamente a través los Estados Unidos. Además, México Norte tiene muchas de las ciudades más pobladas del país y un mejor acceso a Internet.

Las redes mexicanas se construyen verticalmente a través de varios puntos de cruce en la frontera dentro y fuera de los EE. UU. para el balanceo del tráfico y tener más redundancia y seguridad.

Los IXP locales aún no resuelven la necesidad de los operadores locales

Por varias razones, la presencia de un IXP local es particularmente crítico para el crecimiento del ecosistema de Internet en los países emergentes.

En México, los IXP nacionales no han tenido éxito hasta el momento debido a la falta de acceso a contenido local e internacional, la falta de neutralidad y la negativa de la red preponderante a hacer interconexiones en estos ecosistemas.

Una asociación de seis miembros fundó el Consorcio para el Intercambio de Tráfico de Internet (CITI) y operan uno de los IXP en México, hospedado por KIO Networks.

La vía inteligente para hacer peering con México

Una solución para este mercado en particular sería encontrar un centro de datos neutral que concentre la mayoría de las redes mexicanas y proporcione un punto de intercambio de Internet funcional.

Por extraño que parezca, este lugar no se encuentra dentro de México sino en la ciudad de McAllen, Texas, a 10 millas de la frontera con México. McAllen se encuentra a medio camino entre Dallas y la Ciudad de México y ha sido uno de los puntos claves donde los operadores mexicanos se reúnen para interconectarse a las redes Tier-1 y, más recientemente, a los proveedores de contenido.

Sigue leyendo: La publicación en el blog de Cloudflare sobre peering en McAllen

MDC, anteriormente MDC Data Centers, es el data center neutral donde las redes mexicanas se concentran y es el punto más al norte donde poseen y operan su red.

Recientemente, nos asociamos con Asteroid y creamos una plataforma de peering pensada para este mercado emergente. El MEX-IX es hoy el único IXP enfocado en México dentro de los EE. UU., y el único alojado dentro de un ecosistema con la mayor concentración mundial de redes de México.

Visita: El MEX-IX es el único IXP enfocado en México en los Estados Unidos

La forma inteligente de comenzar a hacer peering con México es, sin duda, intercambiando tráfico en McAllen, lo cuál no solo sería más eficiente sino también más rentable, antes de entrar a colocar un punto de presencia en el país. Obtendría el beneficio de la neutralidad, la concentración de operadores mexicanos, la plataforma de intercambio (IXP) y la posibilidad de servir al mercado de México sin pesadillas regulatorias. Todo dentro de los Estados Unidos.

Para ser claros, no es una cuestión de uno u otro; tu próximo paso lógico sería poner una presencia en la Ciudad de México o Querétaro – no al revés – y siempre estaremos dispuestos a apoyarte a lograr ese objetivo desde nuestra experiencia con el mercado mexicano.