Rene
Written by

Hernandez

30 Sep, 2020 6 minutes

El cloud gaming en México y en toda América Latina continúa creciendo, e incluso cuando nuevos players como NVIDIA y Amazon entran al ring, los jugadores en estas regiones aún no disfrutan de acceso a ninguno de los principales servicios de juegos en la nube.

El mundo del gaming ha estado repleto de noticias emocionantes últimamente, desde la llegada de los gráficos RTX 3080 de NVIDIA en septiembre hasta los lanzamientos de consolas de próxima generación de Microsoft y Sony, cada uno promete gráficos y rendimiento que cambiarán el juego para los jugadores.

Estas tres compañías tienen en común que cada una de ellas ha introducido o anunciado una opción de juego como servicio o de juego en la nube.

¿Qué son exactamente los juegos en la nube?

Para aquellos que no estén familiarizados, el cloud gaming es cuando el juego en sí se ejecuta en un servidor remoto en lugar de ser procesado por el dispositivo utilizado para jugar. Similar a mirar algo en Netflix, de esta manera el juego se transmite a un dispositivo. La capacidad de hacer esto es realmente un cambio porque amplía las opciones para que las personas jueguen en dispositivos portátiles que tradicionalmente sólo estaban reservados para consolas o PC.

Las bajas velocidades de Internet y la alta latencia han sido los principales problemas con los que debe lidiar la industria con relación al cloud gaming; después de todo, a nadie le gusta perder debido a la “latencia”. Pero el lanzamiento de Stadia de Google demostró que la tecnología subyacente para el cloud gaming es viable, pero significa que la construcción o la adquisición de la infraestructura necesaria para estar lo más cerca posible del usuario final. Y esta fue la mayor ventaja de Google. Su poderosa red global de centros de datos opera más de 20 campus en la nube a nivel internacional y miles de nodos de borde para mejorar la latencia y la distribución de contenido.

Más empresas continúan entrando en la competencia. Por ejemplo, el servicio GeForce Now de NVIDIA dejó su etapa beta a principios de este año, y los dos servicios de Microsoft xCloud y Tencent, Start y WeGame, también ingresaron en sus respectivas betas. Amazon es ahora la última gran empresa en anunciar su entrada al mercado del cloud gaming con Luna, un competidor directo de Stadia de Google. Luna de Amazon se lanzará con más de 50 juegos, incluidos Control de Remedy Entertainment, Resident Evil 7 y Metro Exodus, todos disponibles para transmitir en PC, Mac e iOS.

Si bien las ofertas de servicios difieren de una plataforma a otra, el concepto básico sigue siendo el mismo: una suscripción para transmitir juegos como Netflix, Hulu o Disney +. Si bien cada plataforma tiene sus propias ventajas, como el tamaño de sus galerías de contenido o su acceso a títulos premium, parece que otra ventaja competitiva principal será si pueden expandir y estar lo más cerca posible de los jugadores a los que sirven.

Los expertos en investigación de mercado son muy optimistas sobre el desempeño futuro de la industria del cloud gaming. Un análisis reciente realizado por Newzoo demostró que el cloud gaming continúa creciendo y está en camino para alcanzar ingresos globales de $3.2 mil millones para 2023 como el escenario más probable.

Cloud gaming en México

Los jugadores en México y América Latina aún no tienen acceso a ninguna de las principales plataformas mencionadas anteriormente a pesar de que México no sólo lidera el mercado de juegos en América Latina, sino que se ubica como uno de los más grandes del mundo.

México lidera el mercado de Gaming en Latam

México lidera el mercado de Gaming en Latam

Conoce al mercado gamer mexicano

La mayoría de los jugadores en México juegan en sus dispositivos móviles ahora más que nunca. Una encuesta realizada en México el año pasado por Statista concluyó que el 68% de los encuestados jugaban a través de su teléfono móvil. Otra encuesta de Statista también indica que los jugadores en México también han comenzado a jugar con más frecuencia desde que el país implementó medidas de cuarentena para combatir la pandemia de COVID-19. México también ha adoptado los E-Sports, que se espera que alcancen los 22 millones de dólares para 2023. 

Equipos como las Chivas están compitiendo como equipos profesionales de E-Sports y en 2019 Cracken Esports debutó en México. La creciente popularidad de los E-Sports también ha dado lugar a preferencias de marcas específicas que pueden resultar ventajosas para las plataformas de cloud gaming que miran a México. Por ejemplo, el 62% de los espectadores de E-Sports encuestados por Newzoo tienen una actitud de marca positiva hacia Nvidia.

De mayo de 2018 a mayo de 2019, el Internet de banda ancha en México promedió una velocidad de descarga de 6.02 Megabits por segundo (Mbps), frente a 5.69 Mbps registrados entre junio de 2017 y mayo de 2018. Las velocidades móviles también han mejorado, a agosto de 2019, las conexiones 4G de Telcel tenían una latencia promedio de 52,1 milisegundos.

A pesar de estas mejoras, todavía no es suficiente para manejar un título como Destiny en Stadia de Google, que requiere una velocidad de descarga mínima de 10 Mbps y una latencia por debajo de 20 milisegundos, pero es suficiente para manejar juegos como Fortnite que solo requiere un Velocidad de descarga de 3 Mbps.

Entonces, México enfrenta ahora un reto: cumplir con los requisitos generales para sostener a la industria de cloud gaming. Las plataformas deben estar listas para entregar el contenido y evitar el rezago. ¿Tendrán la previsión de comenzar a planificar la infraestructura necesaria no sólo para atender al mercado mexicano sino a la región latinoamericana en general?

Conectividad fronteriza

Los proveedores de cloud gaming necesitarán acercarse a los jugadores en México, y las ciudades fronterizas como McAllen, El Paso y Laredo sirven como centros de interconexión con acceso a la mayor concentración de operadores mexicanos en los Estados Unidos.

La ubicación estratégica de estos centros también proporciona conectividad directa a centros críticos para los operadores del país.

Las ciudades fronterizas como McAllen y El Paso pueden servir como un punto de referencia de ahorro y crecimiento disponible en la frontera. Debido a la gran concentración de operadores con alcance global en McAllen, se vuelve innecesario que los operadores mexicanos viajen hasta Dallas para servicios de interconexión. Esto potencialmente se suma a más de 500 millas de ahorro en transporte.

Descarga nuestro Carrier List y obtén más información sobre los operadores que componen el ecosistema MDC.